INSTITUTO DE

COMUNICACIÓN E INTERACCIÓN SOCIAL

Terapia Biodinámica Craneosacral SESIÓN INDIVIDUAL

50,00

SERVICIO DE 60 MINUTOS

 

Llámanos para concertar tu cita:

  • +34 689826915
  • jeanineschoenke@incoinso.com

HORARIO DE Atención al cliente

  • De lunes a Viernes
  • Mañanas de 9 a 14 horas / Tardes de 16 a 20 horas

DESCRIPCIÓN DEL SERVICIO

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

La Terapia Craneosacral Biodinámica es un sistema de terapia suave que contempla el cuerpo como una unidad integrada, tanto en su estado de salud como de enfermedad y trata de facilitar a la persona, un conocimiento de los patrones que impiden al cuerpo que sus recursos inherentes de sanación puedan actuar con libertad.

Se basa en el principio de que existe una pulsación sutil que emerge en los tejidos y fluidos del núcleo del cuerpo. Esta pulsación es una expresión de la fuerza de la vida del individuo que se denomina “Aliento de Vida”.

La naturaleza de esta pulsación es rítmica; tiene una fase de expansión (inhalación) y otra de relajación (exhalación) y se expresa como movimiento o «marea» en todos los fluidos y tejidos del cuerpo, así como dentro del sistema nervioso central.

Cuando el Aliento de Vida se expresa libremente en los tejidos y fluidos del cuerpo, se mantiene el equilibrio y la salud. La potencia del Aliento de vida transporta una impronta esencial que actúa como principio ordenante a nivel celular. Sin embargo, el bloqueo o la restricción de este movimiento, causa muchas patologías al nivel físico y psicológico.

Esto se consigue mediante un toque muy ligero en diferentes zonas del cuerpo, a través de las cuales se establece la atención y la intención de percibir los ritmos corporales para facilitar sutiles cambios en los tejidos y ayudar al cliente a conectar con su sabiduría Corporal.

Para ello, se promueve un entorno de confianza y seguridad en la que el cliente pueda sentirse cuidado y respetado, y permitirse a si mismo mostrarse tal y como es. La sincronicidad entre terapeuta-cliente es fundamental para facilitar la toma de conciencia sobre lo que necesita la persona y acompañar el proceso de cambio. El sentirse escuchado/a y acogido/a es un paso fundamental para poder comenzar el camino hacia la salud.

Con este enfoque la persona tiene la posibilidad de escuchar su cuerpo y cambiar la perspectiva sobre lo que acontece durante las sesiones. También aprende a expresar lo que siente y a “estar con ello”, comprendiendo otra forma de relacionarse con el dolor, las sensaciones, emociones y/o pensamientos que le generan malestar, lo que posibilita un cambio significativo.