Desplegamos acciones educativas, acompañando al alumnado en sus dificultades escolares ordinarias para acoger y reconocer la singularidad de cada uno de ellos y dotarlos de recursos para que sean capaces de superarlas.

Entendemos que la comunicación fluida entre las familias, profesores/as y educadores/as que atienden al menor es esencial para su evolución.

La atención que ofrecemos no solo está dirigida a los niños, adolescentes y jóvenes, sino también a sus padres y familiares más directos, a los cuales se les invita a conocer pautas, herramientas y estrategias existentes que le ayuden a acompañar a su hijo/a, ayudando a su vez a reconocer las dificultades que se encuentran en su entorno. 

Ponemos especial interés en la prevención y la atención a la diversidad desde la puesta en práctica de mecanismos de refuerzo, tan pronto como se detecten las dificultades de aprendizaje.

REFUERZO EDUCATIVO

En muchas ocasiones los menores les cuesta asumir por sí solos las tareas que les mandan en la escuela, necesitando un apoyo sin el cual el rendimiento escolar es bajo y puede afectar a su autoestima.

Este refuerzo consiste en detectar las posibles dificultades que pueda tener el alumno y guiarle en la superación de las mismas enseñándole a organizarse, modificando sus hábitos y métodos de estudio o dotándole de técnicas de estudio.

Técnicas de estudio, falta de hábitos de estudio, bajos resultados académicos, dificultades en el proceso de aprendizaje, dificultades en la lectura: mecánica y comprensión, dificultades en la escritura: mejorar la expresión escrita, problemas de atención y concentración, planificación de tareas, problemas en el aula, dificultades de lecto-escritura, retrasos de aprendizaje, orientación educativa y vocacional.